sábado, marzo 18, 2006

Mis queridas obsesiones



Odiado, idolatrado, apasionado y obsesivo…mmm…ese era Picasso, yo sólo me quedo con lo obsesiva.
¿Alguna vez se han reunido a comentar sus obsesiones? Tengo un amigo que al dormir, no puede ver destello alguno de luz en la pared. Se desquicia y lo tapa aunque sea con un calcetín. Un amigo de éste, adelanta todos los relojes de la casa, cada uno a una hora distinta, pero adelantada.
Son graciosas y curiosas las obsesiones. Yo, al igual que Mónica Geller, soy una obsesión en mí misma, aunque todas ridículas y no enfermizas…son para reír y para sacar frases como la de un antiguo “ex” penquista, quien decía: “A ti no hay que tratar de entenderte, sólo hay que quererte”… Acá van algunas y espero colaboraciones…igual peligroso, pues a veces las termino adoptando…

-Me gusta leer de noche y me es imposible dejar una lectura si no termino la sesión en un nuevo capítulo.
- Como papas fritas, tomates y lechuga, sólo si son cortados de una manera determinada, de otra forma, según yo, pierden el sabor…igual las termino comiendo para evitar disgustos maternales, aunque la cara de la comensal no es la misma.
-Sólo consumo helado de chocolate…los demás sabores son una falta de respeto…
-Ordeno los billetes (en la billetera) de menor a mayor. Lamentablemente y gracias a este “ex” ahora los ordeno –además- del más viejo al más nuevo.
-No me gusta que muevan las cosas de su lugar.
-La pasta de dientes debe ser “apretada” de abajo hacia arriba.
-La toalla de manos del baño, debe estar cuadrada y no “al lote” en el fierro diseñado para dicha función.
-Soy obsesivamente puntual y me disgusta quién no lo es. Me es difícil andar sin reloj.
-Luego de visitar un cementerio, debo llegar a limpiar el auto, ducharme, cambiarme de ropa y sacudir los zapatos.
-Regularmente me reviso los dientes y ocupo cuanta cosa me sugiere mi dentista a quien visito sagradamente cada seis meses: cepillos especiales, microcepillos, enjuagues, pastas antisensibilidad, etc…y ya voy por la placa para el bruxismo.
-El café me gusta hirviendo y me cargan las tazas y platos servidos al límite
-Me lavo constantemente las manos. Y lo primero que hago al levantarme es limpiar las uñas, lo mismo al acostarme...nada de cueritos y esas cosas...ja, ja una amiga se acordará de esa obsesión.
-Me incomoda manejar sin música. Eso sí, al menor ruido en el auto, la apago para detectar de dónde proviene. Algunos son testigos y han debido bajarse de noche para ayudarme con mi obsesión...nada debe sonar molesto ni dentro ni fuera del vehículo.
-No uso ropa americana (de la usada)...una nunca sabe la historia del finado. Y si me la regalan, la limpieza etérica es intransable.

Eso... y mejor no sigo, lo demás ya pasa por cosas que detesto en cuanto a comportamientos sociales, de educación, de formas de vida, etc. pero que no forman parte de las entretenidas y a veces encantadoras obsesiones…¿me cuentas las tuyas?

6 comentarios:

Xilo dijo...

Monica Geller quedó chica al lado tuyo...te pasaste para tener obsesiones.

Anónimo dijo...

buenoparece que hay gentes y tu, el otro dia hice una referencia a una pelicula y no se nada aun, ha y lo de tus mañas, porque mañas son, es como ha la mayoria de todas las mujeres obsesionadas por algo, no hablo de todas porque siempre hay algo que las diferencia, igual que a los hombres, aunque cortados por la misma tijera pero en diferente lugar, si no tienes billetes y si cheques,¿los ordenas tambien de mayor a menor?, y si por casualidad te estas bañando, y hay temblor,¿te fijaras si la toalla del baño quedo en forma correcta?, me imagino como seran las otras cosas que no mencionaste, espero que no seas casada, o si lo eres, tu esposo debe tener una gran paciensa y amarte mucho, es la suerte de algunos, bueno esa fue mi opinion, chao

Bandolera dijo...

Hola. En realidad sí son mañas, pero ninguna al grado enfermizo. Es que encuentro simpático como algunas personas tienes esas cosas que las hacen diferentes y en algunos casos encantadoras. Y como tú dices, hay situaciones en que las manías deben quedar de lado.
No soy casada, pero sí hay que tener paciencia conmigo, ja, ja.
Gracias por comentar

destrozada dijo...

Oye y te faltó que las poleras tienen que ser o manga corta o manga larga, pero tres cuartos, o a la muñeca , definitivamente no. de hecho, le alargaste finalmente las mangas a esa polera que te regalé??

La flaca tribi dijo...

China recuerdo q algo de mañas tenias en el liceo, creo q era respecto a la comida,vieja no seai tan cuadrada, o sino no te invito a almorzar!jajaj, en serio dejaste chica a monica geller,la verdad creo q no tengo ninguna maña? hay q preguntarle a mi marido,jajajaj

La flaca tribi dijo...

CHina , rectifico, si, tengo algunas mañas