domingo, octubre 12, 2008

Tomodachi: buena experiencia

Hace mucho tiempo que quería visitar el “Tomodachi”, restaurante Japonés que queda por la costanera al llegar a Salvador Reyes. Me intimidaba un poco, pero finalmente se dio la oportunidad, agradeciendo a mi buen acompañante que es uno de los administradores e imagino quería ir a cualquier lado menos a su lugar de trabajo. La ventaja es que me pude detener a observar las catanas y preguntar respecto al funcionamiento del restaurante.
Bueno, empecemos: estéticamente el lugar es bello, con un toque minimalista, donde bastan mesas bien desplegadas, tatamis, fotografías alusivas, una especie de diaporama (debe haber un nombre más moderno), donde todo se hace tranquilizador, más aún con una luz tenue y una buena música ambiental.
La atención, una de las mejores que he visto en Antofagasta. Siempre preocupados y con gentileza. La cerveza fue servida a justa temperatura y al descorchar el vino hicieron lo que muy pocos hacen: presentar la botella y mostrar el corcho…preguntando además quién lo probaría, pues no tiene por qué ser siempre el varón.
La carta: comida japonesa, donde mis delirios -los sushis- estaban espectaculares, variados y de un tamaño mayor a los delivery ubicados en la ciudad. También hay comida internacional, aunque entre la conversa no me detuve mucho en ella. La carta de vinos bastante, pero bastante más trabajada que en otros locales (esa carta sí la vi dos veces, en un instante en que mi acompañante saludaba a unos amigos). No es la tradicional oferta de los locales de Antofagasta, habían buenos y variados vinos, en cuanto a cepas y viñas. De todas formas mi gran error de la noche fue no preguntar si había sake y manejarme pésimamente mal con los palillos, aunque lo intenté recordando lecciones anteriores.
Tampoco alcancé a conocer el segundo piso y la zona de los teppanyaki, pero ya tengo varias razones para volver. Me informaron que el chef es peruano, con una vasta experiencia en Santiago.
Me gustó mucho el ambiente. Me comentaba mi anfitrión que a diferencia de un pub cercano que festinó con la visita del elenco de 007, ellos les recibieron en más de una oportunidad, brindándoles la máxima tranquilidad y privacidad.
Es un lugar ideal para degustar y conversar. Los valores están acordes a la calidad.

7 comentarios:

rodrigo ramos Bañados dijo...

buena crónica, saludos danitza.

Laura Virtual dijo...

Mmmmmmmm... realmente abres el apetito por las cosas ricas.
Saludos

Bandolera dijo...

Rodrigo: muchas gracias. Un honor de quien viene.
Laura: a mí se me antojo de nuevo jajaja.
Ah! para quienes pasen por acá ya me informaron que sí venden sake y lo sirven caliente o frío. A usanza de los antiguos samurais lo probaré caliente.

Pame dijo...

No sé lo que es un saque, pero me dieron unas ganas de probarlo...
En realidad, me tentaste para conocer dicho restaurant..
Saludos...

Bandolera dijo...

Pame: sake es un licor de arroz que tomaban los samurais, por lo general se sirve caliente...es un licor típicamente japonés.
Ojalá puedas visitar Tomodachi...Sldos

graciela ojeda dijo...

La próxima prueba trepang y me dices qué te pareció. Acá en La Plata no es muy difundida la comida china (1 restaurant rasca)..ellos se dedican al supermercado, porque el gobierno chino les devuelve el IVA, a cambio de que no vuelvan a Asia. Bueno, me cuentas. Chau.

Bandolera dijo...

Graciela: okis, pero recuerda que es japonesa, no china....