jueves, diciembre 11, 2008

Cosas de gimnasio...


Ando como poco inspirada estos días, pero ayer en el gimnasio empecé a darle vuelta al tema del por qué estoy ahí? No estoy muy a gusto, aunque me preocupa mantenerme bien, pero ligado a un tema de salud y resistencia física..también me ayuda a botar cualquier carga.
Mi asistencia allá es solitaria, no he conocido a nadie con quien me interese entablar algún tipo de conversación, excepto con compañeros de trabajo que asisten.

Apreciaciones:
A partir de septiembre es un tema encontrar casillero y maquinas disponibles (y buenas), al parecer la gente cree que con 3 meses de gimnasio quedarán ok para visitar balnearios.....error! (hay que cambiar además hábitos).

Muchos creen que estrujándose a morir y colocando las máquinas con peso a full lograrán su cometido . Otro error, las máquinas más que adelgazar tonifican, además es mejor hacer un ejercicio moderado, pero persistente.

Es increíble ver como los espacios más usados son los espejos y no para ver si se están realizando bien los movimientos., sino por un egocentrismo que me ha hecho sonreír varias veces.

Hay un snobismo atroz, la producción en la vestimenta es total. Hay quienes rellenan una y otra vez su botellita de agua “Evian”, para hacer creer lo que no es...eso sí que es penoso!

Cuál es la idea del dorso superior musculoso en los hombres, sin considerar muchas veces la delgadez de las piernas o la poca proporción de altura, cabeza pequeña, etc....no hay un tema conceptual, está claro, pero estético tampoco?

Lo que me molesta sobre manera es esperar turnos para máquina, viendo que quienes las ocupan están sentados mirando (o “joteando”) sin ocuparlas....o muchos otros que hacen largas pláticas con algún “enganche”...mientras para mí el tiempo corre y corre.

En estos días estoy replanteándome varias cosas, quizás sea por un tema de fin de año, o porque hay cosas que no me están encajando y el continuar o no yendo es una de ellas.
Como algunos saben soy una persona que se formó en un dojo, donde las cosas se miran de otra manera y hay un contenido asociado a cada movimiento del cuerpo, hay además una belleza interior que se hace externa y que extraño....quizás deba volver a ser la de antes a la que mayormente le importaba estar bien con su voz interna.

4 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Acabas de describir las razones por las que no voy a ningún gimnasio.
Si de ejercitar se trata, prefiero una pichanga con los amigos o ir a bucear, después de las 18:30 cuando la masa deja las playas.

No voy a gimnasios ni a discos por casi las mismas razones. Mucho snob, mucha gente engreída, mucha estupidez.

Saludos.

Bandolera dijo...

JC: así que buceas???? mira qué bien!!! en el sur acompañé una vez a mi primo a bucear con su grupo y se veían radiantes...
Mis saludos para ti.

Laura Virtual dijo...

A volver al Dojo bandolera... el ejercicio debe ser con conciencia, entendiendo nuestro cuerpo...
Si no es un arte marcial, haz yoga o pilates -pero el de máquina con instructor-.
Hay algunos gimnasios que se llenan de minas poseras que juran que van a quedar como Madonna... na' que ver con nosotras.

Bandolera dijo...

Hola Laura: sí, lo estoy pensando seriamente...y no sólo hay minas poseras, tb. hombres...pero en fin.
Sldos.