martes, febrero 08, 2011

¿Qué pasó Puerto Viejo?


Me gusta ir a Puerto Viejo por algún plato responedor. Fui el sábado pasado. Lo primero que no me gustó, fue lo sucia de la mesa y el mantel, suciedad que se apreciaba en la vestimenta de quienes atendían, igualmente.
Una pichanga de mariscos fue la opción. La repuesta inesperada es que no había mucho marisco, por lo que sólo pondrían de tres tipos. Luego, al pedir las bebidas (sí, tomé bebida!) tampoco había una de las solicitadas....y demoraron bastante. Punto aparte es que cuando vertió el agua mineral en uno de los vasos, se generó una extraña espuma, que según él era gas...en realidad cualquiera se da cuenta que era jabón de lavar!!
El pan con pebre, que sirven previamente, rico! El plato al llegar pobre y desabrido, pero pasable. El problema fue que al instante llegó una bandada de moscas. El garzón dijo que era por los mariscos que habían llegado... ups! Mi constante aleteo y desquicio ante las molestas moscas hizo que derramara mi vaso, lo que al garzón le pareció divertido... y a mí también finalmente.
Lo que quiero rescatar es que la atención fue agradable, me reí. El hombre era preocupado y los detalles se los saltaba con alguna humorada... por ej. preguntó si el plato nos había parecido "maoma". Luego, al pedir la cuenta gritó: "el garrotazo para la mesa 3", lo que me causó gracia...sin dejar de mencionar el tira y afloja que armó respecto a quien pagaba la cuenta.
A veces, una atención agradable suple algunas deficiencias...pero ojo! espero que el nivel no baje mucho más.

2 comentarios:

Vinos Vintage dijo...

Felicidades por tu blog … busco blogueros aficionados al vino …
Te dejo mi link: Vinos Vintage
Saludos cordiales.

Bandolera dijo...

Hola, muchas gracias, visitaré tu blog!!!
salud-os!