martes, noviembre 07, 2006

Sun-Nu: "el hombre de los que sufren o están enfermos"


Ver noticias es disponerse a ver tragedias Sin embargo, ya es indignante lo que sucede con los médicos y el entorno general…las negligencias van y vienen como si fueran parte asumida de la profesión. Un error cambiar guaguas, un error confundir una picadura de una araña de rincón con una de zancudo, un error dejar una tijera inserta en un cuerpo luego de una operación u operar la cadera equivocada.
Lamentablemente a diario soy testigo de pequeñas negligencias que en casos de enfermedades crónicas pueden ser fatales. Todo se tapa, para todo hay una explicación engañosa…
Qué pasó con ese doctor de cabecera que con mirarnos sabía qué teníamos y mágicamente acertaba de forma inmediata. Hoy para un dolor de uña nos pasean por mil médicos y mil exámenes...finalmente “no era nada, pero mejor nos asegurábamos”…sin embargo, cuando hay temas graves, eso no se hace…el mundo al revés.
Hace algunos años falleció un compañero de liceo por una mala apendicitis….el esposo de una amiga por una infección dentro de una clínica y así día a día hay nuevos casos.
Cómo hacer para volver al antiguo Egipto, para hacer renacer las escuelas llamadas “casas de la vida”. Allí la medicina era gratuita y estaba vinculada a los templos. El médico no pedía cancelación hasta la mejoría de su paciente y si éste fallecía mucho menos se debía cancelar. Ese médico que cumplía con su juramento de atender a sus pacientes en cualquier ocasión. La medicina era un arte, una magia sagrada vigilada por Sekmeth… lamentablemente, hoy ya nada es igual.

1 comentario:

JUAN CARLOS dijo...

Ya nada es igual, todo está en venta incluso las conciencias.

Los abogados ya no defienden el ideal de justicia sino a quien les pague más.
Los médicos no trabajan para salvar vidas sino dividendos y casas en la playa.
Y los políticos...llamarlos mafiosos ¡es hacerles un elogio!

Es el mercantilismo en gloria y majestad, ya nadie se pregunta por Dios, por el sentido de la vida, todo se reduce a : ¿Cuánto vale? ¿Puedo pagarlo con Visa o Presto?

Es una vergüenza que el cambio de recién nacidos se vuelva usual, que las negligencias sean pan de cada día,etc. Y peor aún, que se autounjan como semidioses cuando no dan la talla ni para dar un diagnóstico acertado.

Un beso.