domingo, octubre 08, 2006

Una lobo estapario en la urbe...


Lo digo con frecuencia: soy una Bandolera con alma de lobo estepario. Hace unos días leía sobre los lobos y es realmente fascinante, quizás algún día logre parecerme a ellos…
Para comenzar hay que destacar que la figura del lobo está enmarcada dentro del misterio de lo espiritual, ligándolo también con la imagen femenina como propiciatorio y sustentador de algunas civilizaciones, como la romana.
Cuando lo lobos perciben el placer o el peligro, lo primero que hacen es quedarse absolutamente inmóviles para poder percibir qué es lo que ocurre. Eso hago yo, principalmente cuando algo me molesta y es que por regla general los lobos evitan los enfrentamientos, aunque cuando algo o alguien los acosa sin cesar, estallan con impresionante fuerza. Ocurre muy raras veces, pero la capacidad de expresar la cólera figura en su repertorio.
Sin embargo, no hay que equivocarse, pues a los lobos se les dan muy bien las relaciones. Cualquiera que haya observado su comportamiento se habrá dado cuenta de la profundidad de sus vínculos. Las parejas suelen ser de por vida y sus fuertes vínculos les permiten superar conflictos, permitiendo conocer juntos muchos inviernos.
Son leales, afectivos y confiables con los suyos, pues están en sincronía con la antigua pauta de toda naturaleza: nacimiento, desarrollo, declive y muerte, seguido siempre de un renacimiento.
Los lobos llevan una vida inmensamente creativa. Toman a diario docenas de decisiones, se concentran en su presa, sopesan las posibilidades, aprovechan la oportunidad y reaccionan con fuerza para poder alcanzar sus objetivos….
Por último, es en la naturaleza, entre árboles, cerros y ríos donde mejor se desenvuelven y tal como a mí me gusta, observan la luna con fascinación absoluta…. Sí, tengo alma de lobo estepario.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Writing a blog is sometimes a very tough thing to keep fresh. I like the way you have been posting and hope you can keep it going.
Beth
World Fitness

JUAN CARLOS dijo...

Yo no soy lobo y aún así mi alma le aúlla a la Luna. ¿Será por eso que mi soledad se viste de noche? ¿o es sólo el viento del pasado que se guarece en mi nostalgia?

PD: Gracias por tus palabras y tus visitas constantes.

Un beso licántropo.

SERGINHO® dijo...

Estas en afta o en conce?

aun no cacho eso..

cariños¡

Pinkerton dijo...

Logrará la psicomagia hacer que Jorodowsky no quiera lucrar?

Bandolera dijo...

Hola Juan Carlos, siempre impresionándome con tu pluma. Que bueno que existen algunos afines por ahí.
Serginho, te escribí y ya sabes que mi alma es verde y se pasea entre pinos, eucaliptus y ríos...
Pinkerton, fue una real sorpresa tenerte por acá, pensé que no era merecedora de aquello...pasaré por tu blog..y respecto a Jodorowsky..mmmm ya sabes lo que pienso, lo que no provocó mucho impacto en sus seguidores, están muy preocupados de ellos mismos y las alabanzas varias.

Anónimo dijo...

china ,lindo lo q escribiste, oye, no viene mucho al caso ,,pero... has visto Lost?? q te parece?? saludos
tribi